SIGUIENDO EL GUIA….

1/ En el descansillo iluminado :

 Tomando la escalera, sin duda habéis tenido la impresión de entrar en una cueva ; se trata en realidad da una garganta, una parte muy estrecha del valle de Morzine. Ya que estuvo ahuecada a cielo abierto por el Dranse, excepto aquí donde, a un centenar de metros, unas pérdidas infiltradas en las fisuras cavaron poco a poco un verdadero lecho subterráneo. Es en estas galerias, bajo una bóveda estaba ella misma muy fisurada ; con el paso de los milenios, se deterioró por los efectos de las infiltraciones ; se hundió poco a poco, de dislocó y aún, en algunas partes, se desprendió. Los bloques que  tenemos por encima de nosotros son los vestigios de esta bóveda de origen. Otros desprendimientos se sumaron a ellos ; proceden del desmoronamiento de una parte de la montaña del Jotty. Sin duda habeis notado, a lo largo del camino de acceso, esas aglomeraciones de peñas sobre las que brotó el bosque. Algunos bloques vinieron a empotrarse entre las paredes de la garganta o se superpusieron a la bóveda dislocada.

La garganta propiamente dicha es el resultado del lento trabajo de erosión del Dranse de Morzine el cual, poco a poco, penetró como una sierra en la masa rocosa. Este trabajo de varias decenas de millares de años se efectuó sobre todo durante la fusion de los últimos grandes glaciares que cubrían los Alpes. En aquel momento, el caudal del torrente podía ser de unas decenas de veces más importante que hoy en día. Es lo que explica a la vez la importancia y el vigor de la erosión, la garganta alcanza una profundidad de 60 metros. Es la fuerza del torrente la que permitió la excavacion de esas enormes cavidades que percibiis a lo largo de las paredes. Son remolinos muy rapido, que llevandose arena y guijarros, las cavaron : las llamamos « marmitas de gigantes ».

La roca en la cual el Dranse se abrió camino es sin embargo bastante resistente ya que se trata de mármol. Es un mármol gris veteado de blanco ; pero las paredes fueron recubiertas de un poso de 2 a 5 cm de espesor traido por las aguas de escorrentia y coloreado él mismo en marrón y verde por oxidos y sales metalicas. En otro tiempo se extraia un mármol rojo y verde de la cantera de Vernaz a 2 km de aquí. Es debido a que el mármol es una roca compacta y resistante que las paredes se quedaron tal y como el río las habia esculpido y pulido. Cuando la roca es más friable, se deterioran bajo el efecto de la helada y de la escorrentia, el perfil de la garganta se ensancha entonces, como podreis comprobarlo río arriba cuando lleguemos al fin del recorrido.

El Dranse de Morzine que se extiende a lo largo de la carretera se reune en Bioge, a 1 km río abajo, con el Dranse de Abondance y de Bellevaux, que se llama también Brevon. La reunión de los tres desemboca en el lago Lemán en Vongy cerca de Thonon. El embalse del Jotty localizado, a 1 km río arriba, contiene la mayor parte del Dranse de Morzine, el cual es despuès desviado por un tùnel y una conducción forzada hasta la central hidroeléctrica de Bioge.

2/ Al pie de la gran escalera :

Este enorme bloque que forma un arco por encima del Dranse es él también un vestgio de la bóveda de origen, es el llamado Puente del Diablo. Antaño fue utilizado como paso por los habitantes del Jotty y de la Forclaz, que atravesaban por el sendero que se adivina en la ladera misma de la roca. Aquel atajo les evitaba un recodo de 4 km por el puente de Bioge. Se utilizó el Puente del Diablo hasta el primer acondicionamiento turístico, ya en 1893. Una plataforma fue terraplenada por encima del derrumbamiento : sirvió a la vez de acceso al lugar y de paso para atravesar el Dranse.

El acondicionamiento turístico de 1893 se debe a un artesano de la región, un carpintero que se habia dedicado al turismo instalando pasarelas de las que aún se pueden ver algunos vestgios : unos soportes de hierro forjado o escalones actuales se remontan a 1936 y 1951.

Cuando hayáis atravesado, no os olvideis de mirar justo por encima suyo la parte más grande de la bóveda dislocada ; es una enorme peña de la que destacó el mismo Puente del Diablo y que evaluan en casi 5 000 toneladas.

3/ En la pasarela inferior :

El Dranse, justo después de su entrada en las gargantas, aminora bruscamente su curso debido a que la profundidad alcanza aquí unos 6 m. cuando la fusion de la nieve. Los dos gruesos bloques de derrumbamiento pueden estar recubiertos por el agua que aún a veces sube hasta un metro por encima de la pasarela inferior. Importantes crecidas pueden ser causadas igualemente por lluvias abundantes, como en septiembre de 1968, cuando el nivel subió a una quincena de metros. El Dranse en crecida destruyó totalmente las dos pasarelas inferiores.

El color verde del agua, fuera de los periodos de crecidas, se debe a la proliferación de un musgo microscópico que queda en suspensión y da su color caracteristico a los lagos de montaña como los de Montriond, al pie de Avoriaz, o de Vallon más alto de Bellevaux, por citar solo a los de la región inmediata.

Sin duda habéis admirado la bóveda que forman los arboles por encima de las gargantas. La mayor parte de ellos son hayas. Se encuentran también unos tilos, fresnos, alisos y arces.

Al fine del recorrido, notaréis la grandísima diferencia que existe entre la capa de marmol y la zona superior de las margas calcareas menos resistentes y que explica el brusco cambio de paisaje.

BUEN PASEO, GRACIAS POR SU VISITA.